Cachorros Samoyedo En este momento no tenemos cachorros de esta raza.

Samoyedo

Información útil a la hora de comprar cachorros Samoyedo

Raza canina de origen ruso, que pesa entre 20 y 30 kilogramos y cuya altura oscila entre 53 y 57 centímetros.

El término Samoyedo proviene de los pueblos samoyedos del norte de Rusia. Puesto que estos pueblos eran habitados por pastores de renos con tendencia nómada, la función del Samoyedo, también conocido como Bjelkier, era echar una mano con los rebaños, tirar de lo trineos y proporcionar calor a sus amos durmiendo con ellos por las noches.

El Samoyedo es un perro de apariencia simpática. El pelaje constituye una alternativa a la lana. Compite en campeonatos de tiro de trineos a pequeña escala, ya que para los campeonatos de élite hay perros mejor cualificados, como los Alaskanos. Aunque el Samoyedo es un animal apto para el pastoreo, actualmente existen caninos mejor cualificados, como el Collie de la frontera o el Pastor Ganadero Australiano.

El Samoyedo es un animal juguetón y falto de agresividad. Por lo tanto, no ejercerá como buen perro guardián. No obstante, tiene la costumbre de ladrar enérgicamente cuando alguien se aproxima a su territorio. En este caso, el Samoyedo ejerce de centinela. Ejerce como un fantástico perro de compañía. Además,  tiene especial predilección por los niños y también por otros perros. Mantiene sus ganas de jugar hasta altas edades. El adiestramiento de resulta complicado, ya que es un animal falto de dinamismo. De echo, dado que  posee el gen de tirador de trineos, la falta de adiestramiento puede conllevar que tire de su amo cuando lo saca a pasear. Dado que también posee instinto de pastoreo, cuando  juega con niños tiende a marcarles el camino a seguir. La expresión “sonrisa de Samoyedo” o “perro sonriente” proviene de la apariencia en constante estado de alerta y simpática.

El Samoyedo es un perro sensible a la displasia de cadera, cataratas, glaucoma y problemas de retina. Además, corre el riesgo de sufrir diabetes si sus dueños no le prestan la atención necesaria.

El cepillado constante del pelaje  acelera la muda y la recuperación del aspecto normal , además de evitar enredos. El baño es un proceso complicado. El pelaje es casi impermeable, por lo que transcurre un largo intervalo de tiempo hasta que quede empapado. Un buen enjuague  evita infecciones por hongos, que serían complicadas de tratar sin esquilar la parte afectada. El posterior secado se realiza empleando un secador de pelo con aire frío y forzado, ya que el agua puede quedar retenida en la capa inferior del pelaje espeso , complicando su evaporación. Además, el secado ayuda a evitar enredos en el pelaje . Un buen cepillado y una alimentación adecuada son indispensables para que  luzca un pelaje radiante.

ARQU · estudio gráfico y web