Cachorros Galgo Afgano En este momento no tenemos cachorros de esta raza.

Galgo Afgano

Información útil a la hora de comprar cachorros Galgo Afgano

Raza de perro cuyo origen es de Afganistán, su peso oscila entre 25 y 30 kilogramos aproximadamente y puede alcanzar entre 12 y 74 centímetros de altura.

Físicamente destaca el pelaje del Galgo Afgano ya que es sedoso, fino y largo. Por lo que es necesario cuidarlo con regularidad para evitar enredos y mantenerlo sano y brillante. Visualmente es una raza muy seductora, con lo que mucha gente compra esta raza de perro sin ser conscientes del mantenimiento que requieren. Además, es considerada una raza caprichosa e inteligente ya que podría llegar a fingir que no conoce a su amo tras haberlo desatendido o abandonado.

Se dice que llegó a Afganistán gracias a la raza persa Saluki. Ya que las características singulares del pelaje también las tiene, en menor medida, el Saluki. Aunque los primeros datos que se tienen sobre esta raza canina datan sobre el año 1000 antes de Cristo en lo que hoy por hoy conocemos como Afganistán.

En sus orígenes era un perro para la cacería y para pastos tanto en Afganistán como en Europa. Pero actualmente también es una mascota y perro de carreras gracias a su velocidad, agilidad y elegancia.

También cabe destacar su cabeza alargada y la terminación en anillo de su cola. El color de este perro puede ser cualquiera. El temperamento o carácter de esta raza canina es confiada, dependiente, fuerte y valiente. Tanto que  no se echa hacia atrás ante otros animales feroces como, por ejemplo, lobos y leopardos.

La utilización del Galgo Afgano era, en un principio, perseguir todo tipo de presa de las montañas de Afganistán como zorros, venados, nivales, lobos, chacales, gacelas y liebres.

Además, era un perro muy popular y reconocido entre los nómadas de Afganistán ya que, a parte de ser un magnífico perro cazador, también custodiaba los campamentos de las tribu nómadas junto a su ganado. Por todo ello, hay, incluso, un día festivo en el que los homenajeaban poniéndoles collares de flores a estos perros en Afganistán.

En Europa, de hecho, se intentó comercializar las carreras , cosa que no fraguó por que esta raza es muy inteligente para este tipo de prácticas y no persiguen a las liebres de una forma mecánica como lo haría la raza Greyhound ya que  planificaría una estrategia compleja de caza para llegar a su objetivo, cazar la liebre cruzando el área central de la pista de carreras y lanzándose sobre las liebres cuando, tras una curva, la liebre se acerque hacia él.

ARQU · estudio gráfico y web