Cachorros Braco de Weimar Hay 1 cachorro.

Braco de Weimar

Información útil a la hora de comprar cachorros Braco de Weimar

Perro de origen alemán cuyo peso oscila entre los 30 y 40kg. aproximadamente y puede llegar a medir de 59 a 70cm. 

El Braco de Weimar, conocido en Alemania como Weimaraner, es descendiente de los perros grises de Saint Louis (Francia). Fue criado en Sajonia-Weimar en los siglos XVII y XVIII donde se fijó su raza.

Es un perro cazador y muy eficaz en terrenos pantanosos gracias a su pelaje que le protege de la humedad. Pero, además,el también se comporta muy bien como perro de guardia ya que es cariñoso, obediente y su adiestramiento es sencillo.

Braco de Weimar tiene el cuerpo bastante largo, su pecho no es demasiado ancho aunque sobresalen sus costillas. La cabeza es estrecha y posee un cráneo y hocico largos. La cola suele amputarse hasta llegar a los 4 o 5cm. Sus orejas son anchas y plegadas hacia adelante. En cuanto al pelaje , hay tres ejemplares de esta raza de perro: de pelo corto, de pelo duro o de pelo largo. La primera variedad, de pelo corto, es la más corriente dentro de la raza y, además, dentro de la propia raza está prohibido la cruza de diferentes tipos. Respecto al color de este canino, también existe variedad entre color gris plata, gris topo o gris rojizo, pero cuando son cachorros su tonalidad es azul, hacia los tres meses ya son de un tono turquesa-verdoso para acabar, más adultos, en la gama de grises-ámbar. 

Es un perro fuerte y elegante, cuya musculatura es potente. Este perro es obediente, amigable y valiente que resulta un agradable cachorro de compañía ya que es un animal afectuoso y con fácil adiestramiento.

Este canino es un cazador polivalente, con disposiciones para la defensa y gurda del hogar y con gran capacidad de adaptación a la vida del hogar. Aunque en sus orígenes era un sabueso, hoy por hoy es un perro de muestra, especialmente apto para seguir el rastro de sangre y encontrar piezas abatidas.Posee un gran olfato y un instinto depredador importante a pesar de no ser especialmente rápido.

El temperamento  destaca por su elegancia, tranquilidad, afecto y polivalencia ya que se adapta y a todos los diversos tipos de caza y a sus diferentes terrenos para llevarla a cabo. Además, también se amolda a los distintos cambios de temperatura y cambio de estaciones.

ARQU · estudio gráfico y web